El reencuentro con los recuerdos María de León Castillejos.

Publicado en

Cual no sería mi sorpresa cuando mi hijo Javier, me llama desde Madrid y me dice,-Mamá, sabes a quien he visto, a María de León, nieta de Eduardo de León y Manjón, conde de Lebrija.
Tan simpática, y se acordaba de la esférita que le regalé cuando coincidimos en crucero hace años, cuando
viajaba Eduardo de León con casi toda su familia.
Maria de León Castillejos, debía de tener 14 años, ya era guapísima y el amor de su abuelo.
-Siempre decía que era una princesa, que llegaría lejos y que merecía un príncipe, ... - no os digo a quien nombraba -..., pero él tenía un candidato.
Mi gran amigo Eduardo de León, era un hombre magnífico, mi gran amistad con el data de lo años 80, varias veces coincidíamos en algún crucero por esos mares del mundo, lo que nos sirvió para entablar grandes conversaciones, que yo escuchaba con entusiasmo. Cuando me enteré que había fallecido, tuve uno de los disgustos más fuerte de mi vida, se fué mi gran amigo.
Por eso cuando veo a María de León, veo algo más que a una mujer guapa, inteligente y muy trabajadora, y se, que los genes le vienen de su abuelo, gran señor, que aún siendo quien era, inculcó el trabajo y la forma de vivir la vida, como lo hace María, con alegría, sencillez y poderío.
Gracias María por estar ahí, hacer que mis sentimientos de amistad por tu abuelo afloraran al verte y saber que él estaría muy orgulloso de ti.
Un beso y todo lo bueno mio para ti.

El reencuentro con los recuerdos  María de León Castillejos.

Un beso María 🐞

Comentar este post