Modo de viajar.

Publicado en por afigueiral

 

 

      

El tobogán  del Costa Concordia.

 

 

Este año en el Crucero de  Costa Concordia

 

Como decía Montserrat Roig, hay momentos en la vida, que o te tiras por el balcón o te haces un crucero,cuando leí esto me quedé gratamente sorprendida,  su opinión era la misma que la mía, que como no somos demasiado inteligentes pero tampoco  tontas, las dos  elegimos la segunda opción, optamos por un Crucero, Esto lo escribió en una de sus columnas de opinión en el Periódico de Cataluña, hace ya bastantes años. ( Montserrat Roig, Barcelona: 1946-1991)

 

Pues yo en una época de mi vida, hace ya bastantes años, conocí esta manera de viajar, por circunstancias que ahora no vienen al caso…, Empecé a viajar con mis hijos y ahora lo hago con mi nietecita y, en esta ocasión también con una de mis nueras.

 

Como siempre la sensación es diferente y las emociones se mezclan, el cuerpo se cansa, y la mente se distrae en un mundo artificial, en el cual la desconexión es total. Aconsejo que lo prueben, pero también que cada persona haga su crucero, es decir, que cada cual busque dentro de un viaje como estos, su sitio particular, ya que al ser masivos uno tiene que saber hacerlo, no aborregarse, no ponerse en ninguna cola, utilizar el sentido común y dejarse llevar.

 

El ambiente es diverso, cultural, social, y muy familiar, y como ya dije en otra ocasión todo el mundo buscando la felicidad de este viaje en compañía de los suyos y a veces encontrando gente nueva con la que compartes saludos, diversión, alguna que otra confidencia y frases de complicidad. Cuando bajas a los puertos y te cruzas en la calle de las distintas ciudades (Roma, Malta…) con otros cruceristas, piensas mira uno de los míos, sentido de grupo y nos miramos con simpatía.

 

En cuanto a la tripulación:!! La O.N.U.!!, Profesionales organizados,( culturas diversas, capas sociales distintas) y todo funciona como un reloj suizo, ojala nuestras Instituciones, Empresas o Gobiernos funcionasen de esta manera. Estamos hablando de 3.500 pasajeros y 1.500 tripulantes, con sus correspondientes espectáculos, restaurantes, distracciones y un gran número de entretenimientos de última generación.

 

Se que a muchas personas no les gusta esto, pero es mi opinión y tan respetable como muchas otras, pero no opinen sin conocimiento…

 

Por eso cuando tuve que decidirme, opté por un crucero, y luego lo peor es que te acostumbras y los echas de menos, como las buenas cosas que tantas veces se hacen esperar, pero si lo deseas mucho siempre llegan.

 

Un abrazo a todos mis amigos de crucero

 

AFigueiral                               Julio 2011

 

Casares Barcelona Ibiza.

 

Comentar este post